II EXCURSIÓN OTOÑAL A EL BIERZO - 2013

- LA MIRADA CIRCULAR (Segunda Parte) -

(del 11 al 17 de Noviembre de 2013)

 

Asistentes

1

Ángel García

2 Ángel Marín
3

Curro Gallego

4 Emili Peña
5 Javier Sanz

6

Juan José García

7 Marcelino García
8 Mimi Bonhomme

9

Paco Benlliure
10 Pepe Ferrandis

11

Ramiro Sánchez

12

Ricardo Montaña

13 Vicente Casanova

14

Vicente Meneu

 

 

ETAPAS

Día 12 Día 13 Día 14 Día 15 Día 16 TOTAL

Nombre de la etapa

Herrerías El Agua El Oso Urogallo Médulas  

Tipo de etapa

lineal lineal circular lineal circular  

Distancia recorrida

21,50 21,20 20,90 26,40 16,60 106,40

Ascensión acumulada

1.066 782 1.210 889 667 4.614

Descenso acumulado

1.011 1.060 1.296 1.040 678 5.085

Tiempo total empleado

8:01 7:42 8:43 7:07 7:26 38:59

Tiempo en movimiento

6:19 5:36 5:57 6:00 4:26 28:18

Velocidad media

3,0 k/h 3,3 k/h 2,4 k/h 4,2 k/h 3,0 k/h  

Cota máxima

1.471 1.409 2.112 1.214 1.025  

Cota mínima

827 756 898 767 724  

Meteorología

despejado

niebla

despejado

niebla

soleado

nuboso

nuboso

niebla

 

 

 

 

 

 

 


CUADERNO DE BITÁCORAS

 

En este pueblo no hay extranjeros
(reflexión de una paisana de Matavenero)

Ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio
(refranero castellano)

Que por ahí no se va al lago
(reflexión de una paisana de Las Médulas)
 

Por segunda vez nos desplazamos a El Bierzo en otoño para recorrer algunas de las rutas de La Mirada Circular después de la estupenda experiencia del año anterior. En esta ocasión decidimos centrarnos en las rutas del sureste y este de la región, empezando por la ruta de Las Herrerías desde Peñalba de Santiago, pueblo en el que finalizamos la andadura del pasado año. La intención era finalizar en el pico Catoute subiendo desde Colinas del Campo ya que el año anterior hicimos la ascensión a este pico desde Salentinos.

Las rutas realizadas y sus referencias de internet son las siguientes:


Ruta de las Herrerías - Ruta del Agua - Ruta del Urogallo - Ruta del Oso (parcial) - Las Médulas
 

a ésta ultima le dedicamos el último día para recorrerla con detalle.


Las rutas hechas en 2012 y en 2013 suman 7 de un total de 15 que forman La Mirada Circular. De cara al futuro, y como faltan 8 rutas, la idea es recorrer 4 en 2014 y las 4 últimas en 2015.

La salida de Valencia a las 7:00 del 11 de noviembre de 2013 lunes y el regreso a las 22h del domingo 18 del mismo mes. Cinco días dedicados a caminar, y dos para la ida y la vuelta. Además, el día de ida paseamos unas dos horas por el entorno de Segovia.

Asistimos 14 compañeros, de los que 7 habían hecho las rutas del año pasado.

El alojamiento de toda la semana en Molinaseca (junto a Ponferrada), en la casa rural El Reloj. Nuestro agradecimiento a Marisa por sus múltiples atenciones mañaneras y a cualquier hora bajo demanda.


 

 LUNES 11 DE NOVIEMBRE DE 2013

 

de Valencia a Molinaseca pasando por Segovia

 

 

nnnnnnnnnnnnninn   Fotos

 

Como se ha dicho, salimos a las 7:00 camino de Molinaseca repartidos en los dos vehículos (9 en la furgoneta y 5 en el coche de Emili). A los 220km. parada para tomar un refrigerio en un área de servicio de la autovía A3. Sobre las 11:30 atravesábamos Madrid por la M30 y a las 12:30 llegábamos a Segovia.

Se había elegido esta ciudad para dar un paseo y desentumecer las piernas. Aparcamos en San Marcos debajo de la Iglesia de la Veracruz. Nuestra caminata nos llevó por la vera del Eresma río arriba: la alameda primero, después la ruta de los Molinos. El recorrido otoñal por las choperas y los castaños de indias ribereños dejó huella. Monasterio de El Parral, Casa de la Moneda, fábricas civiles remozadas, los antiguos molinos. Después, en San Lorenzo, visita exterior a la iglesia y plaza. A continuación ascenso hasta alcanzar El Acueducto y, más adelante, descenso al río Clamores para llegar, por debajo de la catedral, de las murallas y del Alcázar a la Fuencisla. Termina el recorrido y salimos con los coches para retomar el camino. Parada a las 14:45 en un área recreativa del pueblo de Anaya para comer lo que cada cual llevaba más pan y tortas segovianas.

Llegada a Molinaseca a las 19h. Acomodo en la casa rural siguiendo las indicaciones de Marisa. Cena en el bar restaurante Cañas, aledaño a la casa rural. Con sus dueños, María y Domingo pactamos (Javier se encargó de toda la negociación) la manutención de ése y los siguientes días. El precio acordado fue de 12 euros excepto el día en que cenamos (sí, cenamos) botillo con cocido en el que el precio fue de 15 euros.

Antes de comentar las salidas programadas en El Bierzo, señalar que tuvimos que decidir cómo organizar los desplazamientos en coche en las rutas lineales. La opción aceptada por todos fue repartirnos en dos grupos (equipo A y equipo B) para hacer los recorridos al contrario dejando un coche en cada extremo de la ruta. A mitad del camino, en el punto de encuentro, se hacía la parada para comer. Este sistema se adoptó en las rutas Herrerías y Agua. En las demás no hizo falta y el camino lo anduvimos todos juntos, como se explicará más adelante. Para que quede clara referencia y constancia, los integrantes de los grupos fueron, por riguroso orden alfabético de apellidos:

Equipo A

Equipo B

Pepe Ferrandis
Juanjo García
Marcelino García
Ángel García
Ángel Marín
Vicente Meneu
Ricardo Montaña

Francisco Benlliure
Vicente Casanova
Mimí Bonhomme
Curro Gallego
Emili Peña
Ramiro Sánchez
Javier Sanz


Otra advertencia inicial. Como llevábamos varios gps y grabamos varios tracks, en este Cuaderno de Bitácora se opta por tomar los datos de los tracks de Vicente Casanova por su uniformidad y por formar parte del equipo B.

 

 

 

 

 MARTES 12 DE NOVIEMBRE DE 2013

 

Ruta de la Herrería desde Peñalba de Santiago a El Acebo

 

 

nnnnnnnnnnnnninn   Mapa Perfil Track Fotos

 

El día, neblinoso. Tras desayunar en la casa rural y aprovisionarnos para la excursión, comienza la ruta sobre las 9:00. La niebla cubre el fondo de toda la hoya de El Bierzo. Desde donde transcurre la ruta divisamos todo el valle oculto por la niebla y, en el centro, la protuberancia formada por el vapor de agua del intercambiador de calor de la central térmica de Compostillas. Parece una seta o una flor de coliflor en el centro del mar de nubes que conforma la niebla.

Tras superar el collado a la salida de Peñalba de Santiago se inicia la bajada hacia Bouzas. El descenso muy complicado: abunda el barro (los barrizales, mejor dicho) y el río hay que cruzarlo varias veces saltando piedras y otros apoyos. Las botas pues, pringadas de barro. Se suceden los resbalones y mojaduras en el río. En resumen, tramo de ruta dificultoso e incómodo.

Tras atravesar la aldea de Bouzas y seguir descendiendo junto al río, mejoran las condiciones de la andadura pues casi desaparece el barro y no se vuelve a atravesar el río en las malas condiciones anteriores. Comida todos juntos a la vera del río. Más adelante, al fondo del valle, aparece Palacios de Compludo, pequeña aldea parcialmente habitada y arreglada. El paisaje y la foresta que rodean el camino son deslumbrantes. Uno se pregunta de dónde le viene el nombre a la aldea, en un lugar tan apartado y desolado. Destacables las manzanas del manzano que hay en el borde de la plaza de la aldehuela.

Siguiendo la ruta que transcurre ahora por la pista asfaltada que sale de Palacios, aproximación a Compludo, aldea que queda a nuestra izquierda. Nos desviamos para visitar la famosa “Herrería de Compludo” y topamos con un cartel que indica que está cerrada hasta nuevo aviso (deben ser cosas de la crisis que envuelve todas las actividades). Regreso al camino y una última subida hasta El Acebo, final de la etapa.

Reseñar el problema del primer día con los vehículos. El estacionado en Peñalba de Santiago fue localizado de inmediato, pero el estacionado en El Acebo fue muy difícil de encontrar por su ubicación y por la densa niebla circundante. El grupo que terminó en Peñalba aun tuvo tiempo de acercarse a Montes de Valdueza, a pocos kilómetros de la ruta de regreso a Molinaseca, para recordar ruinas y castaños muy celebrados cuando se pasó por esta aldea en noviembre de 2012.

Cena, según lo acordado, en el bar Cañas. Hemos recorrido unos 22 km. y subido 1.066m. acumulados.

 

 

 

 

 

 MIÉRCOLES 13 DE NOVIEMBRE DE 2013

 

Ruta del Agua desde El Acebo a San Facundo

 

 

nnnnnnnnnnnnninn   Mapa Perfil Track Fotos

 

Desayuno tempranero a las 7h, como todos los días. Preparación de la comida (queso, jamón, tortillas de jamón, etc.) y aprovisionamiento de pan fresco que nos suministra Marisa. Día de nuevo con niebla en las zonas bajas y con sol espléndido a partir de media altitud. Otra vez, en la distancia, la hoya de El Bierzo sepultada por la bruma.


Comienzo de la ruta en El Acebo con el descenso al caudaloso arroyo de las Tejedas rodeados de robledales otoñales para después ascender hasta alcanzar la aldea de Folgoso del Monte prácticamente deshabitada: vestigios de cría de ganado vacuno y un par de vecinos que no se sabe si pernoctarán en el pueblo. La ruta continúa a partir de aquí con cierta monotonía por pistas forestales que crestean la sierra. Abundan los pinares en los que encontramos ejemplares preciosos de setas (atractivas y venenosas amanitas sobre todo).

Comida hacia mitad del camino al encontrarnos con el otro grupo. Se continua hacia el pueblecito de Matavenero, colonia de habitantes multi-nacionales: austriacos, alemanes, franceses, etc, y lugareños, por supuesto. Como afirma una vecina, “aquí no hay extranjeros” pues hay tantos que forman su propio colectivo. Este día tienen un trabajo comunal importante: arreglar los baches del camino que lleva a la aldea y en ello se afanan antes de que apriete el invierno. Fotos espectaculares del paisaje y de los habitantes y sus “cosas” (sin mayores comentarios). En resumen, vida acorde con el entorno natural a 1.000m. de altitud en pleno Bierzo leonés.

Se desciende hacia el Arroyo del Rial, también con abundante caudal, para adentrarnos poco a poco en el tramo más bonito del recorrido: la aproximación hasta San Facundo por la ribera del arroyo. Hay entornos con castaños centenarios y con gran cantidad de robles cubiertos de líquenes. Lo dicho, un tramo para ser recordado.

Antes de la llegada a San Facundo la senda sigue de cerca el curso del agua y lo cruza en ocasiones. Alguno de los puentes de madera son verdaderas obras de arte rural que requieren conocimientos de ingeniería (hechos con troncos de los árboles circundantes sin desbastar). Una represa conforma un lago o laguna que recuerda, de lejos y salvando las distancias y la magnitud de los ríos, las riberas del Miño y Sil en la Ribeira Sacra gallega.

Llegada final a San Facundo, aldea habitada y con numerosas viviendas de segundo uso por sus propietarios. EL vehículo nos espera para regresar a Molinaseca.

 

 

 

 

 

 JUEVES 14 DE NOVIEMBRE DE 2013

 

Ascenso al Catoute desde Colinas del Campo

 

 

nnnnnnnnnnnnninn   Mapa Perfil Track Fotos

 

Hemos alterado el orden del recorrido previsto. Hay predicción de mal tiempo para el viernes 15, sobre todo por el norte de El Bierzo y decidimos adelantar un día la subida al Catoute. Fue un acierto total: salió un día espléndido en las alturas y cubierto, de nuevo, de niebla en el valle. La ruta es de ida y vuelta por lo que se inicia con el grupo “agrupado”. El ascenso se va a hacer desde Colinas del Campo ya que el año pasado ascendimos al mismo monte desde Salentinos.

La ruta resulta ser bastante dura, la más exigente de esta excursión a El Bierzo. Se ascienden unos 1.200 metros en alrededor de 7 kms. La mayor pendiente se sitúa en la aproximación al collado que ya está cerca de la cima. Todo el recorrido se hace por unos valles que hacen pensar en un antiguo glaciar. Reducida vegetación comparada con la de las otras rutas. Básicamente robles. Por fin, una vez ascendido un buen trecho del camino, aparecen algunos abedules amarillentos por el otoño con sus troncos blanquecinos. Son los únicos que vamos a ver en todos estos días. En el ascenso por Salentinos se disfruta mucho más de ellos por su abundancia.

Tras culminar la ascensión con el grupo muy estirado (tres delante, varios más tarde, otros detrás y unos cuatro al final) con una sol espléndido y estupendas vistas, comida en un abrigo del collado intermedio. Por cuestiones de disponibilidad técnica, un grupo de compañeros desciende por Salentinos y el resto vuelven a través de Colinas del Campo. Este descenso resulta complicado pero llevadero dada la pendiente de la montaña.

Por fin, ya en Colinas, se decide continuar a pié hasta Igüeña por la vereda del río Boeza o del Campo (no por la carretera) sin ninguna dificultad y un paisaje bien bonito. Este tramo pertenece a la larga ruta (32 kms) del Urogallo que se va a acometer mañana. De esta manera se va a reducir en unos 6 kms su longitud.

En resumen del día: subida al Catoute 1.200 metros y 14km. ida y vuelta desde Colinas, a lo que hay que añadir 6 kms desde Colinas a Igüeña. Los conductores de los vehículos en los tramos no previstos o ampliados fueron Juanjo (Colinas a Salentinos y Salentinos a Molinaseca) y Paco Benlliure (de Colinas a Igüeña).

La cena muy consistente: cocido berciano añadiéndole una par de pequeños botillos. María nos demuestra, una vez más, que es una excelente cocinera.

 

 

 

 

 

 VIERNES 15 DE NOVIEMBRE DE 2013

 

Ruta del Urogallo desde Igüeña hasta Folgoso de la Ribera

 

 

nnnnnnnnnnnnninn   Mapa Perfil Track Fotos

 

El viernes 15, como se esperaba, el tiempo empeora sobre todo a lo lejos, cerca del Catoute. En buena hora hicimos ayer el cambio de día. Sin embargo, a lo largo de la jornada el tiempo nos respeta y solo a lo lejos, hacia el Cantábrico, se distinguen formaciones de nubes que parecen acechar para descargar su lluvia.

El inicio de la ruta estaba previsto en Folgoso de la Ribera pero dado que dos de los colegas deciden tomarse el día recuperador y de descanso (y hacer turismo) y se ofrecen a servirnos de chófer, decidimos empezar en Igüeña (donde terminamos el día anterior) y dirigirnos desde allí a Folgoso. Ruta de nuevo exigente. No hay día en el que se relaje la actividad. Recorrimos 26 kms (suerte a los 6 que hicimos ayer, pues caso contrario hubiéramos tenido que hacer 32km.). La subida acumulada 900 m.

Como disponemos de conductores a nuestro servicio decidimos hacer la ruta con el grupo unido. Desde Igüeña se recorren tramos largos por pistas forestales (subidas y bajadas). Viento fresco y molesto; sol y nubes. El paisaje cambia a partir del río Rodrigatos y las explotaciones mineras que lo circundan (mina Bienvenida, mina Voluntad,…). Son ahora los robledales, sobre todo, los que nos rodean con sus tonos amarillentos y ocres. Encontramos de nuevo variedades curiosas de setas y líquenes que desconocemos por completo. Ángel Marín amplía con estos ejemplares su buena colección de fotografía.

De nuevo por pista forestal ascenso prolongado, salpicado de descensos que hay que recuperar, por la media ladera de una cadena de montañas. A nuestra izquierda un valle precioso, con numerosas explotaciones ganaderas lo que permite vislumbrar una variada gama de prados de un verde intenso. Los pueblos Almagarino y Pobladura y Rodrigatos de las Regueras en el fondo del valle junto a los pastizales. Se come hacia mitad de esta subida. Buen ambiente como siempre y numerosos comentarios sobre setas, destacando la falsa trufa blanca que localiza Marcelino y guarda Javier.

Como dije antes, sigue el ascenso después de comer. El recorrido es monótono y el grupo se fragmenta. Por fin, tras llegar a un collado y un camino más completo que el que nos llevaba, comienza la aproximación a Folgoso de la Ribera mediante un suave descenso.

En el pueblo, viento fresco, cerveza y algún que otro bebedizo y regreso a Molinaseca en los dos vehículos que nos estaban esperando. Cena, con algunas bajas por saturación alimenticia, en el Bar Cañas.

 

 

 

 

 

 SÁBADO 16 DE NOVIEMBRE DE 2013

 

Visita y ruta completa por Las Médulas

 

 

nnnnnnnnnnnnninn   Mapa Perfil Track Fotos

 

El último día de estancia en El Bierzo lo dedicamos a visitar, sin olvidar una caminata completa, el paraje de Las Médulas, situado en el pueblo del mismo nombre. Es bien conocido que está formado por los restos de la explotación de mineral de oro diseñada, construida y explotada por los romanos hace unos 2.000 años. Es una visita totalmente recomendable.

Comenzamos en el pueblo de Las Médulas pronto por la mañana. Y fuimos subiendo por el lateral derecho en dirección al pico Redrigo para posteriormente dirigirnos al mirador de Orellán.

El día de nuevo con niebla. En este caso no pudimos escapar, en un principio, de ella pues nos acompañó durante la mayor parte del ascenso. De vez en cuando levantaba y la luz del sol alumbraba los espectaculares derrumbes rojizos de la mina. En todo caso hacia las 12h se pudo dar casi por finalizado este episodio y disfrutar ya sin cortapisas del paisaje.

Además de contemplar la mina en sí, también vislumbramos los montes Aquilanos y el recorrido de la ruta del silencio que lo anduvimos el año anterior camino de Peñalba de Santiago.

Antes de comer en el Mirador de Orellán, visita al túnel de la mina subterránea y al gran mirador que todavía se conserva, con casco sobre la cabeza incluido. Después descenso a la mina propiamente dicha para contemplar de cerca las grandes excavaciones.

Capítulo especial merece la referencia a los grandísimos castaños que pueblan toda la zona de los derrumbes mineros. Su colorido otoñal y la forma de sus troncos permitió hacer, probablemente, el mayor número de fotografías del viaje a quienes portaban cámara o teléfono adecuado.

Se escinde el grupo con la llegada al pueblo de nuevo: unos quedan en la terraza de un bar tomando cerveza, otros compran en alguna tienda, y los hay que se dirigen junto con Curro a visitar el lago Sumido y la laguna Larga que se formaron a la sombra de la explotación minera. Al fin unos pocos consiguen llegar a éstos.

Retorno a Molinaseca y cena y chupitos de despedida del viaje en la casa rural.

 

 

 

 

 

 

 DOMINGO 17 DE NOVIEMBRE DE 2013

 

Regreso a Valencia

 

 

nnnnnnnnnnnnninn   Fotos

 

El día 17 domingo retorno a Valencia saliendo a la hora de costumbre.

Se hace una parada en Medina del Campo dedicada a visitar el Castillo de la Mota bajo el frío viento de la meseta.

Después, y como otras veces, parada obligatoria en Arévalo para comer cochinillo la mayoría, y cordero la minoría, asados y regados con buen vino de las proximidades del Duero. De entrada, muchas sopas castellanas (hacía bastante frío) y varias tapas propias del lugar. También hay que destacar el breve recorrido por las calles y plazas del pueblo.

Sobre las 21:00 llegada a Valencia. FIN del viaje. Tendremos que decir “que viva El Bierzo 2014”.

 

Publicado el 27/12/2013. Visitas: 2978 . Que lo disfrutes